martes, 17 de marzo de 2009

LAS EXPERIENCIAS MEDIADAS


LA CULTURA DE LA INTERFAZ



"Hace unos años entré en una tienda cualquiera y me encontré con la siguiente escena: cerca de la entrada había una pareja joven frente a un gran mostrador de cosméticos. El hombre sostenía bobaliconamente una cesta de la compra en las manos mientras su compañera saqueaba los productos de maquillaje del mostrador y los apilaba en la cesta. Desde entonces siempre he pensado en ese hombre como la personificación de una interesante tendencia humana: no sólo no nos ofenden las imágenes manufacturadas sino que nos gustan. Prácticamente insistimos en ello. Estamos ansiosos por ser cómplices de nuestro propio engaño: por pagar dinero por el pase a un parque temático, votar por un tipo que obviamente nos está mintiendo o permanecer de pie sosteniendo la cesta que se llena de cosméticos. Hace poco estuve en Disneyworld, concretamente en la parte llamada el Reino Mágico, caminando por Main Street, USA. Esta es la perfecta pequeña ciudad victoriana y coqueta que lleva al castillo Disney. Había mucha gente; nos abríamos camino más que caminábamos. Justo delante de mí había un hombre con una videocámara. Era una de esas nuevas videocámaras en las que, en vez de mirar por un visor, contemplas una pantalla plana en color del tamaño de un naipe, que televisa en directo lo que quiera que la cámara esté grabando. Sostenía el aparato cerca de la cara, de tal modo que le tapaba la vista. En vez de ir a ver una pequeña ciudad de verdad gratis, había pagado dinero por ver una falsa, y en vez de verla a simple vista estaba contemplándola por televisión. Y en vez de quedarme en casa y leer un libro, yo le estaba mirando a él. La preferencia de los estadounidenses por las experiencias mediadas resulta bastante obvia, y no voy a dar la murga con ello. Ni siquiera voy a hacer comentarios desdeñosos acerca de ello .después de todo, yo estaba en Disneyworld como cliente de pago… Pero claramente está relacionado con el colosal éxito de las GUIGraphical User Interface»], así que tengo que hablar algo acerca de ello. A los de Disney se le dan mejor que a nadie las experiencias mediadas. Si entendieran qué son los sistemas operativos, y por qué los usa la gente, aplastarían a Microsoft en uno o dos años."


Fragmento de: EN EL PRINCIPIO FUE LA LÍNEA DE COMANDOS (2003) de Neal Stephenson.
Título original: In the Beginning was the Command Line (1999)
Altediciones.
Traducción: Asunción Álvarez.
ISBN: 978-84-932982-2-7

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario y gracias por participar...

Blog Widget by LinkWithin