domingo, 18 de enero de 2009

2009: EL AÑO DE JOHN CASSVETES


2009 es el año para recordar a John Cassavetes, el gran abuelo del cine independiente americano. Este año se celebra su nacimiento hace 80 años en Nueva York y se conmemora su muerte sucedida hace 20 años.

Recuerdo a Cassavetes como actor de famosas películas de Hollywood como: El Bebé de Rosemary (1968), Los Doce del Patíbulo (1967) , El Íncubo (1982) , La Furia (1978),como Prospero en la versión libre de La Tempestad (1982) de Paul Mazursky, además de sus roles en películas independientes casi siempre relacionadas con la critica al racismo en América. Como actor se dice que representó alrededor de 80 personajes en su carrera en el cine y la televisión.

Llevó la doble vida de actor famoso que usaba su dinero para financiar sus proyectos como director independiente y marginado por el sistema al igual que su gran colega Orson Welles.

Cassavetes sentía la pasión del cine y como realizador no quería someterse al sistema de producción de Hollywood ni al sistema de la televisión y del cine comercial de su Nueva York natal. Esto lo llevó a la producción de bajo presupuesto y automarginada del sistema de distribución comercial.

En la época estaban comenzando los cambios sociales radicales que harían inolvidables los años sesenta, que se verìan reflejados en gran movimiento cinematográfico The New American Cinema Group, del que Cassavetes formó parte protagónica.

El hombre sorprendió a la crítica de su tiempo con una película que sería el emblema del cine de guerrilla de todos los tiempos: Shadows (1959), una obra improvisada y filmada con técnicas del cine documental y con un presupuesto ínfimo, que además pondría las bases de la estética de la tosquedad que caracterizó al cine underground de los años sesenta.

Cassavetes obtuvo financiamiento para esta película a través de una campaña radial de recolección de fondos y por la colaboración de sus amigos del medio cinematográfico. La película fue realizada con un guión improvisado con aportes creativos de todo el equipo durante el rodaje. Cassavetes escribía bocetos de las situaciones dramáticas y dejaba que los actores crearan los diálogos sobre la marcha mientras él se limitaba a registrarlas con la cámara.

Otras obras importantes del maestro de los indies son Faces (1968) y Husbands (1970) en las que predomina la obsesión de Cassavetes por capturar las grandes actuaciones sacrificando incluso la concepción convencional de la buena fotografía y del buen registro sonoro.

Sus películas no son fáciles de ver pero definitivamente son fascinantes.

Lo reconocemos como el gran artista guerrillero del cine indie americano y le rendimos honores.

John Nicholas Cassavetes nació el 9 de diciembre de 1929 y murió el 3 de febrero de 1989.


1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario y gracias por participar...

Blog Widget by LinkWithin